17/8/11

Diferentes métodos para depilarse: tipos de cera: Lo bueno y lo malo

Por fortuna o por desgracia soy una persona que utiliza o ha utilizado la mayoría de los sistemas de depilación disponibles. Cada mes suelo utilizar una combinación de varios porque los creo más apropiados para unas zonas determinadas. La verdad es que a nuestro alcance hoy en día hay un montón de sistemas para eliminar el vello pero ¿por cual decidirnos?
Esta es la primera de una mini-serie de reviews que voy a hacer de sistemas depilatorios, empiezo con el más tradicional: La cera.

CERA FRÍA:


Descripción: Esta cera viene en bandas. La cera se reparte entre dos bandas que tendrás que separar cuidadosamente para que el producto quede uniformemente repartido entre ellas. La cera suele mezclarse con elementos calmantes para aliviar un poco el dolor. Las hay para varios tipos de pieles.

Modo de empleo: Calientas la doble banda entre las manos o frotándola para que sea más fácil separar las bandas. En los meses de verano puede convenir dejar las bandas en la nevera para que no se derritan. Las separas con cuidado y aplicas una de ellas a la piel EN EL SENTIDO DEL CRECIMIENTO DEL VELLO. A continuación, tiras de la piel con una mano para tensarla y con la otra tira de la banda de cera EN SENTIDO CONTRARIO AL CRECIMIENTO DEL VELLO. Este tirón tiene que ser rápido y a ras de piel para que la depilación sea más efectiva. Los restos de cera se eliminan con toallitas de aceite que vienen en los propios paquetes.

Positivo: Es un método bastante rápido y directo, ya que no necesitas ningún tipo de preparación. Además, como todas las ceras, elimina el vello de raíz por lo que tardará entre dos y tres semanas en volver a aparecer. Si tienes mala circulación, puedes usarlo sin problemas porque no dilatará las venas ni empeorará las varices. Hay bandas de varios tamaños para poder depilar diferentes áreas (Deliplus tiene unas bandas intermedias que tienen un tamaño ideal para ingles, patillas, mentón...).

Negativo: A mi manera de ver, es la cera que más duele. Es difícil de aplicar en zonas inaccesibles como axilas o inglés y si el vello es excesivamente duro, no puede con él. No siempre elimina el vello de raíz, a veces lo arranca y no es tan duradera como otras ceras. Además, para poder depilarte, el pelo tiene que tener unos dos o tres milímetros. Si el pelo es demasiado largo, tampoco se podrá depilar.

Zonas indicadas: Yo utilizo la cera fría para las piernas enteras, ya que es el método más rápido y en las piernas no duele tanto la cera, además te lo puedes hacer en casa en cualquier momento. También es recomendable para brazos, manos, espalda... u otras grandes superficies con pelo no excesivamente duro. Las bandas pequeñas pueden usarse para el vello facial en zonas no demasiado delicadas como patillas o mentón, siempre y cuando el vello no sea muy duro.

Mi marca preferida: Llevo usando la cera fría durante bastante tiempo y he probado varias marcas. Taky (ahora se llama Nair) siempre me ha ido bien y algunas de las ceras que saca Veet también, aunque otras no me han funcionado. De Veet recomiendo las nuevas, que tienen una solapa más grande para tirar más cómodamente (Easy steap creo que se llama).


CERA TIBIA:

Puede aparecer de dos maneras:

Roll-on:


Descripción:
Consiste en un cartucho dentro del cual va la cera que se aplica con un rodillo de plástico. La cera de este sistema es desechable y se aplica en finas capas.

Modo de empleo: Se calienta el roll on en el microondas, al baño maría... Tiene un indicador de calor que nos dirá cuando está preparada la cera para usarse, hay que hacerle caso siempre para evitar quemaduras. Antes de aplicarlo, conviene girar el roll on un par de veces para que la textura de la cera sea homogénea y no quede más derretida por algunas partes y sólida por otras. A continuación, aplicar con el rodillo en el sentido del crecimiento del vello: de la rodilla al tobillo, para entendernos. Se quedará en la piel una capa fina de cera que eliminaremos en cuanto deje de estar pegajosa a los dedos. El tirón que hay que dar es como el de la cera fría: rápido, en el sentido contrario al crecimiento del vello y lo más pegado a la piel posible. Tensaremos la piel de la pierna con la otra mano.

Positivo: Elimina el vello de manera no tan dolorosa como la cera fría, porque el calor hace que se abran los poros. La depilación también es más efectiva que con la cera fría, se elimina más vello y tardará más en salir, entre tres y cuatro semanas. Además el indicador de temperatura es muy cómodo.

Negativo: Tener que calentar el producto antes y, a veces, durante es un engorro. Si nos pasamos de calor habrá que esperar a que se enfríe y si no está suficientemente derretida, habrá que recalentar. Eliminar los restos de cera es más complicado que la cera fría. El roll-on no se adapta a zonas difíciles como las axilas o las ingles.

Zonas indicadas: Recomiendo esta cera para las mismas zonas que la cera fría: piernas, espalda, brazos... grandes superficies, ya que para zonas curvadas o de pequeño tamaño (línea del bikini, axilas...) no es muy cómodo.

Mi marca preferida: Sólo he utilizado el roll-on de Veet y no me ha ido mal, aunque sé que otras marcas los tienen como Marie Yvonne o Deliplus.

Bote de cera:


Descripción: La cera aparece totalmente sólida en un pequeño recipiente de plástico. Al calentarla se derretirá. Suele venir con una pequeña espátula de madera para su aplicación.

Modo de empleo: Calentar el botecito en el microondas o al baño maría el tiempo indicado que nos dice en las instrucciones (conviene no tirarlas nunca). Ten en cuenta que tendrás que tenerlo menos tiempo del indicado a medida que vaya disminuyendo la cantidad de cera que queda en el tarro. Es conveniente remover con la espátula para que la cera quede homogénea. Cuando la cera tenga una textura como de miel, se aplica en la piel con una espátula, en el sentido del crecimiento del vello. Se retirará pasados unos instantes, cuando deje de ser pegajosa. El tirón, como siempre, debe de ser firme y en sentido contrario al vello, cuanto más a ras de piel, mejor. La cera es desechable. Si la utilizas en zonas con poco vello o vello muy fino se puede volver a meter en el bote aunque lo más higiénico es no hacerlo.

Positivo: Elimina el vello más eficazmente y de manera algo menos dolorosa que los anteriores métodos. Es más eficaz que los anteriores con el vello duro y es muy fácil de aplicar con la espátula en zonas pequeñas, inaccesibles o con vello que vaya en diferentes direcciones. Dura más que ninguna de las otras.

Negativo: A parte de que hay que calentarlo previamente, lo cual quita tiempo, no tiene ningún tipo de indicador de temperatura, con lo cual, hasta que le pillas el truco, sueles quemarte alguna vez. También sueles tener que recalentar el producto una o dos veces durante la depilación porque se va quedando sólido. Es engorroso y dificil de eliminar si manchas el suelo o alguna superficie, cosa que es bastante probable. Al aplicarlo, puede gotear o deslizarse hasta otras zonas. Por último, si tardas en darte el tirón, se seca y es difícil de eliminar sin hacerte daño.

Zonas indicadas: Creo que es una locura depilarse las piernas enteras con esta cera porque tardarías años, por eso lo recomiendo para pequeñas zonas con vello duro o zonas que hayamos depilado previamente con cera: axilas, ingles, depilación íntima, glúteos... que te de tiempo a hacer sin que se solifique.

Mi marca preferida: Yo uso el tarro de cera de Veet que creo que está bien relación calidad-precio.

CERA CALIENTE:

Es la que te hacen en la peluquería o en el salón de belleza normalmente. Se necesita un aparato con dos ollas, una de ellas con un tamiz y se tiene que hacer de manera especializada. Es el método más antiguo y también el más eficaz aunque es algo más caro, al tener que hacértelo un especialista.

PRODUCTOS ANEXOS:


Hay algunos complementos a la depilación que se pueden usar para conseguir un efecto más duradero o impoluto:

Aceite: Puede venir en toallitas en las cajas de cera fría pero también se puede comprar por separado. Alivia la zona después de la depilación, nutriéndola en profundidad y ayuda a eliminar los restos de cera que quedan.

Bálsamo para antes de la depilación de Deliplus: Su textura es líquida y se extiende por la zona a depilar y se espera 10 minutos (tiempo que tarda en absorberse) y prepara la piel, dejándola limpia y seca para la depilación. Se supone que ayuda a calmar el dolor pero yo personalmente no noto la diferencia. Algo que odio de este producto es que huele fatal.

Crema anestésica Emla: Es la que se usa para que no te duela el láser y sí se nota su efecto, elimina el dolor de manera bastante eficaz. El problema es que hay que tenerla aplicada durante una hora con un papel de plástico por encima.

Bálsamo retardador del crecimiento del vello: Este producto retarda el crecimiento del vello para que crezca más débil. Yo era bastante escéptica al respecto. En las instrucciones indica que actúa desde la primera aplicación pero que los efectos se notan desde la sexta. Para mí este producto ha funcionado, se debilita el vello, lo cual me sorprendió PERO al tener el pelo menos fuerza, le cuesta abrirse paso por la piel, con lo que se quedan muchos enquistados.

Aloe puro: Es muy liviano, con textura en gel y alivia la piel irritada y las quemaduras. El aloe es regenerador y da un toque fresco a las zonas depiladas. Asegúrate de que sólo lleve aloe y nada de alcohol para que no irrite.


PRODUCTOS QUE HAY QUE PROBAR:

Crema para la prevención del vello enquistado de Veet: Puede que haga una buena combinación con el retardador de Deliplus!

Lápices de cera: Son calientes y se usan para zonas pequeñas que necesiten mucha precisión como las cejas.

¿Cuál es tu método preferido? ¿Conocías alguno de estos productos?

1 comentario:

  1. Yo he probado todos los métodos en mi vida y definitivamente me quedo con la depilacion laser porque es el método más comodo y duradero en el tiempo. Uds cual eligen? Saludos

    ResponderEliminar